Noticia
Patrocinador SD Sueca

El último adiós a Rabanito

27 de Julio de 2019

Salvador Ibáñez nos dejá a los 92 años

Imagen principal noticia

El último adiós a Rabanito!
Hoy nos despedimos de Salvador Ibáñez Matoses. A los 92 años de edad nos deja, otra de las leyendas del suecanismo.
Salvador Ibáñez jugó en la época dorada del Sueca.
Bajo las ordenes del fundador de nuestro club, el Maestro D. José Mahiques, formó parte de una generación de futbolistas, única e irrepetible que llevó al club arrocero a conseguir las metas más altas en la história del club.
En la temporada 46-47, el Sueca llegó a disputar la final de la copa Federación en el estadio Metropolitano, en Madrid, frente al glorioso Alavés.
  Los hombres de Mahiques cayeron derrotados ante los blanquiazules, aquel día el Sueca perdió una final, pero ganó un reconocimiento nacional que puso a los discípulos de Mahiques en el punto de mira de los equipos professionales.
Aquella misma temporada, el joven Antonio Puchades firmaba por el València CF y Estruch por el CD Alcoyano.
La temporada siguiente Solves, el propio Salvador Ibáñez y su hermano mellizo Juan eran traspasados al CD Mestalla.
Sendra, Mañó jugadores que llegaron a ser internacionales les siguieron y otros como los guardametas Moll y Ortells y el delantero Manoli se establecieron en la segunda división.
En los 50, Sueca pasó a ser más conocida por el balompie que por el arroz.
A los 21 años debutaba en segunda división, Rabanito, siempre junto a su inseparable hermano, Juan, aunque los hermanos en el campo eran totalmente diferentes. Juan era diestro, defensivamente insuperable, jugador de brega y fuertes marcajes. El otro Ibáñez, Salvador, era todo lo contrario, siempre al ataque, siempre valiente, siempre por la izquierda. Los que le vieron jugar decían que tenía una zurda brillante, gran regate y sobre todo un gran olfato goleador. Posiblemente de todos los hombres de Mahiques que pasaron a la fama, era el que más facilidad tenía para ver portería.
Tras cumplir tres magníficas temporadas en el filial valencianista, con números y estadísticas de jugador estrella, el València CF, no le dió la oportunidad de pasar al primer equipo.
Así que el gran Rabanito hizo las maletas para pasar a jugar en el Granada en Segunda división. A la temporada siguiente, Salvador Ibáñez fue reclutado por el entrenador valenciano, Valentín Reig más conocido como Picolín para jugar en el recién ascendido a la categoría de plata, el CD Castellón.
Los blanquinegros realizaron una temporada espectacular y terminaron la competición en cuarto lugar. Salvador Ibáñez fue el segundo máximo goleador del equipo con 12 goles. Salvador estuvo 11 temporadas como jugador profesional.
Rabanito volvió al equipo de sus raíces para colgar dignamente las botas junto a sus amigos de siempre. Pero Salvador no dejó el fútbol porque pasó a entrenar a los más jovenes, donde dejó una huella inolvidable.
Hoy le decimos el último adiós a Rabanito, una gran persona, pero por suerte los grandes futbolistas nunca mueren y siempre serán recordados.
Que la tierra te sea leve, Salvador.

                                              Miquel Granell


Sin Comentarios


Iniciar sesion

Leer también
16 de Junio de 2020PEÓ QUALITAT SUPREMA
13 de Junio de 2020MITU FITXA PER LA SDS
12 de Junio de 2020DON PACO TORNA A CASA
12 de Junio de 2020AYOUB NOU ARROSER

Volver Noticiero

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir su utilización, aunque debera tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades en la navegación. Si continúas navegando, aceptas su uso.

AceptarCambiar configuración